Cómo hacer tu propia Tienda roja

maxresdefaultUna tienda roja es un concepto que aparece en el libro del mismo nombre, La tienda roja de Anita Diamant publicado en 1997. No obstante, este no aparece ahí por primera vez. Una tienda roja es algo antiguo y también fue conocida como cabaña lunar o casa de la luna. Muchas personas desconocen estos términos, y que existen mujeres en el mundo intentando que haya al menos una tienda roja en cada comunidad.

Es un lugar sagrado, por y para mujeres. Solo y exclusivamente para ellas. Sitios en los que las mujeres se retiraban durante la menstruación, el posparto y también cuando enfermaban. capitulo_83494Rezaban juntas, reían, cantaban, bailaban, comían, compartían sabiduría, soñaban, descansaban. Para algunas personas (me incluyo) la menstruación es un proceso de renovación y purificación. Y así era, de estas Tiendas rojas salían renovadas cada mes y volvían a sus labores habituales. Las mujeres somos cíclicas, igual que la Luna, renacemos y morimos en cada ciclo. Recordad que en la fase menstrual tenemos la necesidad de descansar y bajar el ritmo, sobre todo lo primeros días. Es nuestra herencia biológica. Por supuesto, con la llegada de la Inquisición y las luchas religiosas de la Edad Media, los encuentros místicos entre mujeres fueron condenados y perseguidos. Las Tiendas rojas no son para excluir a las mujeres y aislarlas (como sí ocurre en ciertas culturas), no son para avergonzar a las personas menstruando. Al contrario, son para honrarlas, ya que eran -y son- lugares sagrados y respetados donde podían retirarse a descansar, cuidar y ser cuidadas por otras (los hombres no podían entrar). ¿Qué pasa si no encontráis una Tienda roja en vuestra comunidad? Pues tenéis varias opciones, en esta entrada os voy a hablar de ellas. Todo lo que nombraré aquí podéis hacerlo en grupo o solas. Por cierto, he sacado mucha información de este link (en inglés). En primer lugar, vamos a hablar de los tipos de círculos o Tiendas rojas que existen:

Círculos profesionales: círculos o Tiendas rojas profesionales organizadas por una o varias personas. Estas estructuran las sesiones, los lugares, los temas, etc. También suelen funcionar como terapias de grupo. Además, en algunos de estos círculos se paga. Otros son gratis y otros igualmente son gratis pero aceptan donaciones.

Círculos con amigas: círculos menos formales y gratis. Se pueden hacer en casa de una amiga o incluso al aire libre en un sitio tranquilo (un parque, un jardín, una playa). Realmente no tiene una función específica. 201510561d76d164aabEs una actividad increíble para compartir y estrechar relaciones. Pueden surgir rencillas, como en cualquier grupo de amigos, pero las mujeres se comprometen a resolverlo juntas. Es posible reunirse semanalmente, mensualmente y compartir sobre todo: nacimientos, abortos, relaciones, sueños, poemas… Se pueden ir incorporando compañeras de trabajo, de clase, etc.

Círculos abiertos: los grupos abiertos son, por ejemplo, los que se anuncian en lugares como Facebook.

Círculos cerrados: son secretos y solo conocidos por los miembros y aquellas a quienes dichos miembros decidan invitar.

Como veis crear un círculo es sencillo, podéis hacerlo como queráis. No olvidéis que incluso dos mujeres ya pueden formar uno. Estos círculos o Tiendas rojas tienen características comunes:

Compartir en círculo: las mujeres suelen colocarse en círculo para verse las caras y compartir.

Liderazgo: depende. Por ejemplo, hay aquelarres de brujas en los que el liderazgo va pasando de mujer a mujer cada vez que se reúnen. De esta forma, todas pueden ser líder (por llamarlo de alguna manera) alguna vez. Hay otros en los que todas son brujas o sacerdotisas de la Diosa pero ninguna es líder, todas se reparten las responsabilidades entre ellas. Yo reconozco que el término líder no me gusta nada y prefiero que todas ocupen la misma posición.

DSC02355Sororidad: aunque podéis estar solas en vuestra propia tienda roja, creo que lo ideal es compartir de vez en cuando con más mujeres. Mujeres de todas las edades y formas, todas sin discriminación alguna acogidas con amor independientemente de su religión, su etnia, etc. Madres, abuelas, hijas, hermanas; todas. Al fin y al cabo, una Tienda roja es un lugar de apoyo entre mujeres.

No juzgar: ni al resto de mujeres ni a vosotras mismas. No os sintáis culpables por descansar unos días. Recordad, una Tienda roja es un lugar para justamente eso, descansar. Un sitio para simplemente SER dejando de lado el resto. No hay nada de malo en bajar el ritmo, tened en cuenta que las mujeres serán liberadas de sus responsabilidades para enfocarse en sí mismas ese o esos días. Yo sé, y lo he dicho varias veces, que hay personas muy ocupadas y que parar es difícil para ellas. Sin embargo pienso que deben bajar el ritmo al menos una hora o dos por la noche durante los días de la menstruación y mimarse.

Espacio: necesitáis un espacio cómodo y acogedor. Podría estar decorado con telas de color rojo, flores, estatuas, cojines rojos, objetos que simbolicen la feminidad y el ciclo menstrual, etc. Este espacio simboliza el útero, puede ser una habitación, una tienda de campaña al aire libre…

Planeando el día: algunas mujeres prefieren hacer reuniones el día de Luna Nueva, otras el primer día de la menstruación, los tres primeros días o el primer día durante un horario no definido. Eso será a vuestro gusto. Si lo vais a hacer en casa (y vivís con más gente), avisad a los que viven ahí para que no os molesten.

Henna Decorated Hands Arranged in a CircleActividades: dependen de cada Tienda roja. Descansar, renovarse, contar historias, cantar, bailar, meditar, leer poemas, dejarse ir… Algunas están centrados en ciertos temas como sexualidad, espiritualidad, feminismo, música, rituales, meditaciones guiadas, etc.

Comida: oh sí, esto me gusta. Podéis llevar comida apetitosa como dulces con nutella (larga vida a la nutella), chocolate, bizcochos…

Vestimenta: muchas veces se anima (si quieren) a las mujeres a llevar cosas rojas: vestidos, camisetas, pañuelos, etc.

Las Tiendas rojas jamás murieron. ¿Qué son si no las reuniones de mujeres y los aquelarres de brujas? Gracias a esas mujeres que decidieron compartir su conocimiento, hoy puedo contaros todo esto. ¿Qué os parecen las Tiendas rojas?

Qué es una tienda roja

maxresdefaultUna tienda roja es un concepto que aparece en el libro del mismo nombre, La tienda roja de Anita Diamant publicado en 1997. Sin embargo, este no aparece ahí por primera vez. Una tienda roja es algo antiguo, también conocida como cabaña lunar o casa de la luna. Muchas personas desconocen estos términos, y que existen mujeres en el mundo intentando que haya al menos una tienda roja en cada comunidad.

¿Qué es una tienda roja? Es un lugar sagrado, por y para mujeres. Solo y exclusivamente para ellas. Eran sitios para el retiro femenino, un lugar en el que las mujeres se retiraban durante la menstruación, el posparto y cuando enfermaban. También celebraban la menarquia (primera menstruación) y la menopausia (última menstruación). Las mujeres rezaban juntas, reían, cantaban, bailaban, comían, compartían sabiduría, soñaban, descansaban. Todos se encargaban de que las mujeres tuvieran ese tiempo para retirarse y descansar, y conectar con ellas mismas. photo3-1He comentado en mis vídeos que para algunas personas (me incluyo) la menstruación es un momento de renovación y purificación. Y así era, de estas tiendas rojas salían renovadas cada mes y volvían a sus labores habituales. Las mujeres somos cíclicas, igual que la Luna, igual que la vida, renacemos y morimos en cada ciclo. Y esa sangre, es la que nos recuerda que podemos dar vida y que la vida nace de nosotras, esa sangre es la esencia de la vida misma. La tienda roja era considerada una parte esencial de la comunidad, eran conocidas en todo el mundo, por ejemplo en las culturas indígenas. En la fase menstrual, las mujeres tenemos la necesidad de descansar, sobre todo los primeros días. Bajar más el ritmo, dormir. Esto no es una cosa que haya surgido en el siglo XXI, esto ha sido así siempre, es una herencia biológica. Por supuesto, con la llegada de la Inquisición y las luchas religiosas de la Edad Media, los encuentros místicos entre mujeres fueron condenados y perseguidos.

No confundamos una tienda roja con excluir a las mujeres y aislarlas. Es totalmente diferente. Existen culturas donde con la llegada del patriarcado se excluía a las mujeres que estaban menstruando y se las sometía a condiciones extremas. Podían matarlas en medio del bosque, violarlas, pasaban frío, hambre, etc. Las tiendas rojas son distintas. No eran para avergonzar a personas menstruando o excluirla. Al contrario, eran para honrarlas. Eran lugares sagrados y respetados donde podían retirarse a descansar, cuidar y ser cuidadas por otras. Además, los hombres no podían entrar.

Por eso, los libros como La tienda roja, son tan importantes, porque promueven la creación de estas tiendas. Si buscáis en internet, veréis que quizás en vuestra zona hay alguna. 

¿Qué opináis de las tiendas rojas?

56a81cccb08c8b44e915022135495c7c