Samhain en la tradición Diánica

maxresdefault

Se acerca Samhain, también llamado Hallowmas, Halloween o All Soul’s Night. Es decir, el 31 de octubre será el año nuevo de las brujas. La Diosa, en su aspecto como Bruja, profundiza en sí misma para descansar hasta su renovación. El reto de esta época es entrar en un lugar de quietud y quedarnos donde estamos, no avanzar o retroceder, sino estar completamente presentes, suspendidas entre el pasado y el futuro. Es nuestra oportunidad de dejar atrás todo lo que nos causó daño y llevarnos lo bueno.

Ideas para celebrar Samhain:

  • Revisar metas espirituales y valores personales: ¿qué dejo atrás en el año que acaba de pasar y qué me llevo? ¿A quién necesito perdonar? ¿A quién necesito pedir perdón?
  • Revisar el año anterior
  • Invocar y/u honrar a nuestros seres queridos fallecidos y espíritus guías
  • Recordar los “burning times”: en la tradición Diánica se recuerda en Hallowmas especialmente (y se honra) a las mujeres torturadas hasta la muerte: brujas, sanadoras, parteras (sobre todo durante la Inquisición). Aprender sobre la vida y la muerte de estas mujeres asesinadas, leer sobre ellas, compartir sus historias.
  • Trabajar con Hécate
  • Encender velas para recibir el nuevo año
  • Practicar adivinación para el nuevo año (como una tirada de tarot)
  • Prepararse para la transición
  • Festejar o crear un festival para los muertos: elegir comida roja para honrar a nuestros seres queridos fallecidos

Solsticio de verano en la tradición Diánica

Goddess-AphroditeYa hemos hablado de Dianismo aquí. El movimiento de espiritualidad de la mujer creció con la segunda ola de feminismo, aunque no comenzó con esta. La religión de la Diosa se remonta al inicio de los tiempos. La Diosa, la gran Madre, apareció antes que las iglesias católicas, el judaísmo, el islam o antes de que hubiera un Dios o Dioses. La Diosa fue adorada como fuente de vida e incluso hay evidencias arqueológicas que indican civilizaciones matriarcales. Desde Mawu de África hasta Nu Kwa de China, desde Isis hasta Gaia, el creador del mundo y de las personas fue una mujer en más de dos docenas de historias. Después, el Dios masculino reemplazó completamente al aspecto femenino. En la búsqueda del poder, los hombres se unieron contra lo femenino. Wicca Diánica, Brujería Diánica o Brujería feminista son nombres comunes para la tradición Neopagana Diánica Feminista. Para algunos, no es Wicca, para otros sí. Algunas diánicas se identifican como wiccanas y otras prefieren términos como bruja o sacerdotisa de la Diosa. La mayoría de los miembros le rinde culto a la Diosa solamente, Ella es la fuente de toda vida y contiene todo dentro de Ella (el aspecto femenino y también el masculino).

El Dianismo tiene grandes diferencias con la Wicca, por eso para mí no son sinónimos (pero respeto a quien lo crea). El Dianismo contiene enseñanzas que se inspiran en la Diosa Diana, influencias del Evangelio de Aradia y la brujería tradicional. Una de las diferencias, es la Rueda del año.

IMG_0095.jpg

Extraída de Women’s rites, women’s mysteries (Ruth Barrett)

En la tradición Diánica, la Diosa es el foco central y por eso nuestra Rueda es distinta. Nosotras celebramos a la Diosa eterna transformándose a lo largo del año y la naturaleza cíclica de Ella y la mujer. Dice en el libro Women’s rites, women’s mysteries de Ruth Barrett: “The wheel of the year is not just a matter of changing form one season to the next. Beneath the manisfestation of seasonal change, there is also change within the subtle energies of the earth. These energy patterns affect us all (consciously or unconsciously), so by understanding the flow and direction of that energy, we can move with it, and in harmony with it, as true inhabitants of our planet Earth: belonging, part of, and flowing on all levels of our being“. “In the Dianic and other goddess traditions, [the Goddess’s] shapeshifting follows the cycle of the year, each season having a distinct character, yet each flowing without a clear boundary into the other. In the springtime the Goddess manifests as the Virgin, the Blossoming One. As the shapeshifts into the summer, she becomes the Mother, the Fruiting One. In the Fall and Winter, she becomes the Crone, the One Who goes to Seed”.

La fecha del Solsticio de verano (también llamado Midsummer’s Eve/Day o Litha) fluctúa entre el 20 y el 23 de junio. La energía es activa. Se trata de expandir, de hacer, vivir el sueño imaginado en invierno. ss-2015-fire-night-saturdayLa tierra es fértil y el útero de la Madre tierra está ahora lleno de vida. Ella empieza a verter sus creaciones en forma de campos, flores y animales. Música, baile, saltar sobre el fuego, cantar… En la tradición Diánica el Solsticio de verano es una fiesta para honrar las múltiples maneras en las que una mujer es fértil y creativa. Usamos nuestra sangre metafórica y literalmente. Tenemos hijos, damos a luz, nos convertimos en “Madre” cuidando y protegiendo la vida. Por ejemplo, siendo activistas y luchando por el feminismo. El fuego simboliza la fuerza y forja nuestra voluntad para hacer caer al patriarcado. Somos madres no solo teniendo hijos, nosotras parimos ideas, proyectos, relaciones… todo. Honramos nuestra fertilidad, creatividad, la unión con nosotras mismas y con las otras (sororidad). Algunas ideas para este Solsticio pueden ser:

  • Saltar literal o metafóricamente sobre el fuego
  • Bailar
  • Honrar a la Diosa como creadora de vida y amor
  • Crear algo con las manos, la voz, escribir en honor a la Madre
  • Celebrar el concepto de “Madre” en todas sus formas. Todas somos Madres aunque no tengamos hijos, ya que parimos ideas, proyectos, nutrimos, etc.
  • Tener sexo (con nosotras mismas o con quien queramos)
  • Encender velas para deseos en esta época de crecimiento y abundancia
  • Preguntarse: ¿dónde está la energía ardiente en mi vida? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo alimento mi fuego creativo? ¿Cuál es su combustible? ¿Cómo uso mi sangre? ¿Cómo soy “Madre”? ¿Cómo sustento, nutro y protejo mis creaciones?

Y tú, ¿cómo lo celebras?

El ciclo menstrual y la luna

moon-1527501Muchos piensan que la Luna y el ciclo menstrual están relacionados. A día de hoy, no sabemos si existe correlación entre los ciclos lunares y los menstruales, ya que aunque existen estudios, estos se contradicen. Ni podemos afirmarlo ni podemos desmentirlo. Lo que sí sabemos es que luna y menstruación comparten la raíz latina mensis “mes” y griega mene “luna”.

De las leyendas y la mitología, nos ha llegado la idea de que el ciclo menstrual y el lunar es comparable. Se describía a la Doncella preovulatoria como la luna creciente (crecimiento), a la Madre como la luna llena (plenitud), a la Hechicera como la luna menguante (descenso) y a la Bruja como la luna nueva (retiro). Varias autoras, entre ellas Miranda Gray (Luna Roja, Las 4 fases de la luna roja) comentan que hay relación entre el ciclo menstrual y la luna, y que las energías fluyen de forma distinta dependiendo de en qué luna aparezca la menstruación.

Menstruación con luna nueva: sintonía con la luna. La ovulación ocurrirá aproximadamente con la luna llena. Esto determina el ciclo de la Luna blanca coincidiendo la energía fértil con la luna. Introspectiva, intuitiva, visionaria, sabia, muerte simbólica, renovación. Equilibrio, las energías encuentran menos resistencia.

Menstruación con luna creciente: energía constructiva, creativa, cambios en la vida.

Menstruación con luna llena: oposición a la luna. La ovulación ocurrirá aproximadamente con la luna nueva. rkWQzYC8g_720x0Esto se denomina Luna roja. Aquí estamos centradas en el desarrollo interior y no hacia la expresión de energías en el mundo material. Espiritualidad, flujo menstrual abundante, vínculo con la Tierra y el linaje femenino. Limpieza profunda.

Menstruación con luna menguante: descenso al interior, desechar obstáculos, soltar, dejar ir.

Ninguno es mejor que otro, son simplemente una expresión de las energías femeninas. Comenta Miranda Gray en Luna Roja, que a lo largo de nuestra vida podemos ver cómo la menstruación aparece en diferentes lunas, variando entre la Luna blanca y la Luna roja.

Dianismo y espiritualidad femenina

tumblr_ooxkdccTBb1qdyuq3o1_1280Hablar de brujería en el siglo XXI es difícil y más cuando para algunos es incompatible con la ciencia. Un chico me comentó una vez que así no se hablaba de feminismo, que había que encumbrar a la mujer de otra manera. Qué raro, un hombre diciéndome cómo tengo que vivir mi lucha. Pero lo cierto es que para mí, el feminismo y la brujería están conectados. 

El movimiento de espiritualidad de la mujer creció con la segunda ola de feminismo, aunque no comenzó con esta. La religión de la Diosa se remonta al comienzo de los tiempos. La Diosa, la gran madre, estaba antes que las iglesias católicas, el judaísmo, el islam y antes de que hubiera un Dios o Dioses. La Diosa fue adorada como fuente de vida y hay evidencias arqueológicas que indican civilizaciones matriarcales. Desde Mawu de África hasta Nu Kwa de China, desde Isis hasta Gaia, el creador del mundo y de las personas fue una mujer en más de dos docenas de historias. Después, el Dios masculino reemplazó completamente al aspecto femenino. En la búsqueda del poder, los hombres se unieron contra lo femenino. Adán, Eva y Lilith no fueron creados por ninguna forma de nacimiento femenino. Guillaume_Seignac_-_Diana_the_HuntressEl poder masculino requería someter a las mujeres. En ciertas religiones la mujer era una posesión, primero de sus padres, luego de sus esposos y al final de su hermano o su hijo mayor. La hechicería era un pecado de la mujer (un hechicero por diez mil hechiceras). Se inició una persecución hacia mujeres viejas, jóvenes, guapas, inteligentes, cualquier mujer que curaba (aliviar un dolor, tranquilizar a un bebé) se jugaba la vida. Cualquier mujer con una escoba o mascota podía ser acusada de brujería y torturada. La Iglesia se obsesionó con la hechicería y la supuesta maldad de las mujeres, porque las hechiceras tenían el poder, daban vida, curaban, tenían conocimiento. El culto a la Diosa traía alegría, celebrar la vida, honrar la sexualidad, reverenciar la fuerza de las mujeres. Las mujeres activistas nos han dado mucho, como el poder del voto. Pero muchas lucharon también por la propia espiritualidad femenina y su papel en las religiones. Un grupo de ellas se llamaron WITCH y empezaron una nueva rama del movimiento de las mujeres.

Las mujeres escribieron a finales de los sesenta sobre participación en política, leyes y derecho civiles. Exigieron que no se las ignorara más. Pero este proceso también incluyó el examen y el rechazo de actitudes de ciertas religiones patriarcales. Gracias a eso, muchas mujeres descubrieron la hechicería, la espiritualidad y la Diosa. Y por eso, me parece tan importante seguir hablando del tema. Creer o no en eso ya es cosa de cada una, pero al menos sabed que la imagen de la Diosa fue pisoteada por el poder patriarcal. Eso, y que yo hablo de feminismo como me dé la gana.

¿Qué es el Dianismo?

Wicca Diánica, Brujería Diánica o Brujería feminista son nombres comunes para la tradición Neopagana Diánica Feminista. Para algunos, no es Wicca, para otros sí. Algunas diánicas se identifican como wiccanas y otras prefieren términos como bruja o sacerdotisa de la Diosa. La Wicca Diánica (si así queréis llamarla) puede parecerse a la Wicca tradicional en la práctica (como las fiestas) pero lógicamente, hay grandes diferencias. Por ejemplo, la mayoría de los miembros le rinde culto a la Diosa solamente, Ella es la fuente de toda vida y contiene todo dentro de Ella (el aspecto femenino y también el masculino). triple_moon_goddess_by_heroormonsterAlgunas diánicas son monoteístas, otras politeístas y otras no-teístas. Muchas rinden culto en círculos compuestos solo por mujeres, pero también hay otros que incluyen miembros de ambos sexos. Y no, no todas las diánicas son lesbianas. De hecho, la mayoría son heterosexuales o bisexuales. Muchas diánicas creen que hubo un matriarcado universal o culturas matriarcales que rendían culto a la Diosa, con igualdad social entre sexos y que no practicaban la guerra. Estas culturas, fueron suplantadas violentamente por grupos patriarcales. Para unas esto es verdad, para otras son solo leyendas inspiradoras. Obviamente, las diánicas son feministas y luchan contra el patriarcado. Las diánicas tienen muy en cuenta los Esbats (dedicados a la Luna Llena 🌕). Por supuesto, para algunos hombres (cómo no), somos la oveja negra. Ya que creen que al no invocar a ambos (Diosa y Dios), hay un desequilibrio. Nada más lejos de la realidad, de nuevo, el foco en ellos: y los hombres qué y los hombres qué y los hombres qué. El punto aquí no es por qué no adoramos a un Dios, el punto es por qué SÍ adoramos a la Diosa (que además lo contiene todo dentro de Ella). Celebramos lo femenino, es algo por y para mujeres. Aunque muchos hombres no puedan soportar no tener el protagonismo, es lo que hay. En otras religiones, por ejemplo, monoteístas con culto masculino no oiréis ¿y las mujeres qué? Es solo cuando el foco recae en nosotras cuando ellos estallan.

Por cierto, fue fundada por Zsuzsanna Budapest en 1970. Lo cual no significa, que todas las diánicas pensemos como ella. El bochornoso espectáculo que dio hace poco, mostrando su transfobia fue terrible. Cualquiera que me conozca un mínimo sabe lo que opino del tema. Di NO a la transfobia. Si hay un movimiento social, una religión o lo que sea POR y PARA mujeres NO puedes excluirlas. Es así de sencillo, NO a la transfobia.

Bibliografía recomendada:

The Holy Book of Women’s Mysteries de Zsuzsanna Budapest

Women’s Rites, Women’s Mysteries: Intuitive Ritual Creation de Ruth Barrett

Re-Riting Woman: Dianic Wicca and the Feminine Divine de Kristy S. Coleman

El poder espiritual de la mujer de Diane Stein

breath-of-gaia_1024x768