Samhain en la tradición Diánica

maxresdefault

Se acerca Samhain, también llamado Hallowmas, Halloween o All Soul’s Night. Es decir, el 31 de octubre será el año nuevo de las brujas. La Diosa, en su aspecto como Bruja, profundiza en sí misma para descansar hasta su renovación. El reto de esta época es entrar en un lugar de quietud y quedarnos donde estamos, no avanzar o retroceder, sino estar completamente presentes, suspendidas entre el pasado y el futuro. Es nuestra oportunidad de dejar atrás todo lo que nos causó daño y llevarnos lo bueno.

Ideas para celebrar Samhain:

  • Revisar metas espirituales y valores personales: ¿qué dejo atrás en el año que acaba de pasar y qué me llevo? ¿A quién necesito perdonar? ¿A quién necesito pedir perdón?
  • Revisar el año anterior
  • Invocar y/u honrar a nuestros seres queridos fallecidos y espíritus guías
  • Recordar los “burning times”: en la tradición Diánica se recuerda en Hallowmas especialmente (y se honra) a las mujeres torturadas hasta la muerte: brujas, sanadoras, parteras (sobre todo durante la Inquisición). Aprender sobre la vida y la muerte de estas mujeres asesinadas, leer sobre ellas, compartir sus historias.
  • Trabajar con Hécate
  • Encender velas para recibir el nuevo año
  • Practicar adivinación para el nuevo año (como una tirada de tarot)
  • Prepararse para la transición
  • Festejar o crear un festival para los muertos: elegir comida roja para honrar a nuestros seres queridos fallecidos
Anuncios

Solsticio de verano en la tradición Diánica

Goddess-AphroditeYa hemos hablado de Dianismo aquí. El movimiento de espiritualidad de la mujer creció con la segunda ola de feminismo, aunque no comenzó con esta. La religión de la Diosa se remonta al inicio de los tiempos. La Diosa, la gran Madre, apareció antes que las iglesias católicas, el judaísmo, el islam o antes de que hubiera un Dios o Dioses. La Diosa fue adorada como fuente de vida e incluso hay evidencias arqueológicas que indican civilizaciones matriarcales. Desde Mawu de África hasta Nu Kwa de China, desde Isis hasta Gaia, el creador del mundo y de las personas fue una mujer en más de dos docenas de historias. Después, el Dios masculino reemplazó completamente al aspecto femenino. En la búsqueda del poder, los hombres se unieron contra lo femenino. Wicca Diánica, Brujería Diánica o Brujería feminista son nombres comunes para la tradición Neopagana Diánica Feminista. Para algunos, no es Wicca, para otros sí. Algunas diánicas se identifican como wiccanas y otras prefieren términos como bruja o sacerdotisa de la Diosa. La mayoría de los miembros le rinde culto a la Diosa solamente, Ella es la fuente de toda vida y contiene todo dentro de Ella (el aspecto femenino y también el masculino).

El Dianismo tiene grandes diferencias con la Wicca, por eso para mí no son sinónimos (pero respeto a quien lo crea). El Dianismo contiene enseñanzas que se inspiran en la Diosa Diana, influencias del Evangelio de Aradia y la brujería tradicional. Una de las diferencias, es la Rueda del año.

IMG_0095.jpg

Extraída de Women’s rites, women’s mysteries (Ruth Barrett)

En la tradición Diánica, la Diosa es el foco central y por eso nuestra Rueda es distinta. Nosotras celebramos a la Diosa eterna transformándose a lo largo del año y la naturaleza cíclica de Ella y la mujer. Dice en el libro Women’s rites, women’s mysteries de Ruth Barrett: “The wheel of the year is not just a matter of changing form one season to the next. Beneath the manisfestation of seasonal change, there is also change within the subtle energies of the earth. These energy patterns affect us all (consciously or unconsciously), so by understanding the flow and direction of that energy, we can move with it, and in harmony with it, as true inhabitants of our planet Earth: belonging, part of, and flowing on all levels of our being“. “In the Dianic and other goddess traditions, [the Goddess’s] shapeshifting follows the cycle of the year, each season having a distinct character, yet each flowing without a clear boundary into the other. In the springtime the Goddess manifests as the Virgin, the Blossoming One. As the shapeshifts into the summer, she becomes the Mother, the Fruiting One. In the Fall and Winter, she becomes the Crone, the One Who goes to Seed”.

La fecha del Solsticio de verano (también llamado Midsummer’s Eve/Day o Litha) fluctúa entre el 20 y el 23 de junio. La energía es activa. Se trata de expandir, de hacer, vivir el sueño imaginado en invierno. ss-2015-fire-night-saturdayLa tierra es fértil y el útero de la Madre tierra está ahora lleno de vida. Ella empieza a verter sus creaciones en forma de campos, flores y animales. Música, baile, saltar sobre el fuego, cantar… En la tradición Diánica el Solsticio de verano es una fiesta para honrar las múltiples maneras en las que una mujer es fértil y creativa. Usamos nuestra sangre metafórica y literalmente. Tenemos hijos, damos a luz, nos convertimos en “Madre” cuidando y protegiendo la vida. Por ejemplo, siendo activistas y luchando por el feminismo. El fuego simboliza la fuerza y forja nuestra voluntad para hacer caer al patriarcado. Somos madres no solo teniendo hijos, nosotras parimos ideas, proyectos, relaciones… todo. Honramos nuestra fertilidad, creatividad, la unión con nosotras mismas y con las otras (sororidad). Algunas ideas para este Solsticio pueden ser:

  • Saltar literal o metafóricamente sobre el fuego
  • Bailar
  • Honrar a la Diosa como creadora de vida y amor
  • Crear algo con las manos, la voz, escribir en honor a la Madre
  • Celebrar el concepto de “Madre” en todas sus formas. Todas somos Madres aunque no tengamos hijos, ya que parimos ideas, proyectos, nutrimos, etc.
  • Tener sexo (con nosotras mismas o con quien queramos)
  • Encender velas para deseos en esta época de crecimiento y abundancia
  • Preguntarse: ¿dónde está la energía ardiente en mi vida? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo alimento mi fuego creativo? ¿Cuál es su combustible? ¿Cómo uso mi sangre? ¿Cómo soy “Madre”? ¿Cómo sustento, nutro y protejo mis creaciones?

Y tú, ¿cómo lo celebras?

Cómo hacer tu propia Tienda roja

maxresdefaultUna tienda roja es un concepto que aparece en el libro del mismo nombre, La tienda roja de Anita Diamant publicado en 1997. No obstante, este no aparece ahí por primera vez. Una tienda roja es algo antiguo y también fue conocida como cabaña lunar o casa de la luna. Muchas personas desconocen estos términos, y que existen mujeres en el mundo intentando que haya al menos una tienda roja en cada comunidad.

Es un lugar sagrado, por y para mujeres. Solo y exclusivamente para ellas. Sitios en los que las mujeres se retiraban durante la menstruación, el posparto y también cuando enfermaban. capitulo_83494Rezaban juntas, reían, cantaban, bailaban, comían, compartían sabiduría, soñaban, descansaban. Para algunas personas (me incluyo) la menstruación es un proceso de renovación y purificación. Y así era, de estas Tiendas rojas salían renovadas cada mes y volvían a sus labores habituales. Las mujeres somos cíclicas, igual que la Luna, renacemos y morimos en cada ciclo. Recordad que en la fase menstrual tenemos la necesidad de descansar y bajar el ritmo, sobre todo lo primeros días. Es nuestra herencia biológica. Por supuesto, con la llegada de la Inquisición y las luchas religiosas de la Edad Media, los encuentros místicos entre mujeres fueron condenados y perseguidos. Las Tiendas rojas no son para excluir a las mujeres y aislarlas (como sí ocurre en ciertas culturas), no son para avergonzar a las personas menstruando. Al contrario, son para honrarlas, ya que eran -y son- lugares sagrados y respetados donde podían retirarse a descansar, cuidar y ser cuidadas por otras (los hombres no podían entrar). ¿Qué pasa si no encontráis una Tienda roja en vuestra comunidad? Pues tenéis varias opciones, en esta entrada os voy a hablar de ellas. Todo lo que nombraré aquí podéis hacerlo en grupo o solas. Por cierto, he sacado mucha información de este link (en inglés). En primer lugar, vamos a hablar de los tipos de círculos o Tiendas rojas que existen:

Círculos profesionales: círculos o Tiendas rojas profesionales organizadas por una o varias personas. Estas estructuran las sesiones, los lugares, los temas, etc. También suelen funcionar como terapias de grupo. Además, en algunos de estos círculos se paga. Otros son gratis y otros igualmente son gratis pero aceptan donaciones.

Círculos con amigas: círculos menos formales y gratis. Se pueden hacer en casa de una amiga o incluso al aire libre en un sitio tranquilo (un parque, un jardín, una playa). Realmente no tiene una función específica. 201510561d76d164aabEs una actividad increíble para compartir y estrechar relaciones. Pueden surgir rencillas, como en cualquier grupo de amigos, pero las mujeres se comprometen a resolverlo juntas. Es posible reunirse semanalmente, mensualmente y compartir sobre todo: nacimientos, abortos, relaciones, sueños, poemas… Se pueden ir incorporando compañeras de trabajo, de clase, etc.

Círculos abiertos: los grupos abiertos son, por ejemplo, los que se anuncian en lugares como Facebook.

Círculos cerrados: son secretos y solo conocidos por los miembros y aquellas a quienes dichos miembros decidan invitar.

Como veis crear un círculo es sencillo, podéis hacerlo como queráis. No olvidéis que incluso dos mujeres ya pueden formar uno. Estos círculos o Tiendas rojas tienen características comunes:

Compartir en círculo: las mujeres suelen colocarse en círculo para verse las caras y compartir.

Liderazgo: depende. Por ejemplo, hay aquelarres de brujas en los que el liderazgo va pasando de mujer a mujer cada vez que se reúnen. De esta forma, todas pueden ser líder (por llamarlo de alguna manera) alguna vez. Hay otros en los que todas son brujas o sacerdotisas de la Diosa pero ninguna es líder, todas se reparten las responsabilidades entre ellas. Yo reconozco que el término líder no me gusta nada y prefiero que todas ocupen la misma posición.

DSC02355Sororidad: aunque podéis estar solas en vuestra propia tienda roja, creo que lo ideal es compartir de vez en cuando con más mujeres. Mujeres de todas las edades y formas, todas sin discriminación alguna acogidas con amor independientemente de su religión, su etnia, etc. Madres, abuelas, hijas, hermanas; todas. Al fin y al cabo, una Tienda roja es un lugar de apoyo entre mujeres.

No juzgar: ni al resto de mujeres ni a vosotras mismas. No os sintáis culpables por descansar unos días. Recordad, una Tienda roja es un lugar para justamente eso, descansar. Un sitio para simplemente SER dejando de lado el resto. No hay nada de malo en bajar el ritmo, tened en cuenta que las mujeres serán liberadas de sus responsabilidades para enfocarse en sí mismas ese o esos días. Yo sé, y lo he dicho varias veces, que hay personas muy ocupadas y que parar es difícil para ellas. Sin embargo pienso que deben bajar el ritmo al menos una hora o dos por la noche durante los días de la menstruación y mimarse.

Espacio: necesitáis un espacio cómodo y acogedor. Podría estar decorado con telas de color rojo, flores, estatuas, cojines rojos, objetos que simbolicen la feminidad y el ciclo menstrual, etc. Este espacio simboliza el útero, puede ser una habitación, una tienda de campaña al aire libre…

Planeando el día: algunas mujeres prefieren hacer reuniones el día de Luna Nueva, otras el primer día de la menstruación, los tres primeros días o el primer día durante un horario no definido. Eso será a vuestro gusto. Si lo vais a hacer en casa (y vivís con más gente), avisad a los que viven ahí para que no os molesten.

Henna Decorated Hands Arranged in a CircleActividades: dependen de cada Tienda roja. Descansar, renovarse, contar historias, cantar, bailar, meditar, leer poemas, dejarse ir… Algunas están centrados en ciertos temas como sexualidad, espiritualidad, feminismo, música, rituales, meditaciones guiadas, etc.

Comida: oh sí, esto me gusta. Podéis llevar comida apetitosa como dulces con nutella (larga vida a la nutella), chocolate, bizcochos…

Vestimenta: muchas veces se anima (si quieren) a las mujeres a llevar cosas rojas: vestidos, camisetas, pañuelos, etc.

Las Tiendas rojas jamás murieron. ¿Qué son si no las reuniones de mujeres y los aquelarres de brujas? Gracias a esas mujeres que decidieron compartir su conocimiento, hoy puedo contaros todo esto. ¿Qué os parecen las Tiendas rojas?

Esta es mi sangre – Élise Thiébaut

menstrual-metaphors-turned-into-art-exhibitionDurante el último año me han llamado feminazi, “obsesionada de la regla”, histérica y múltiples mensajes del estilo: “Antes molabas. Ya sabes, antes de que hablases de la regla”. Siempre me preguntaré por qué la gente sigue contenido que no le satisface en vez de darle al botoncito de desuscribir. Pero ese es otro tema. Sí, soy una pesada. Sí, hago vídeos de 40 minutos hablando de la regla y el tabú que conlleva, de la copa, de la pastilla anticonceptiva, del ciclo menstrual, de hormonas… Porque hablar de la regla es empoderarse.

La regla, el periodo, la menstruación, la marea roja: el gran tabú. Esta es mi sangre está escrito por la periodista y feminista francesa Élise Thiébaut, que hace un recorrido sangriento de la menstruación. Desde el cinturón menstrual hasta el tampón, pasando por la copa, la política, el patriarcado, el sangrado libre, la tasa rosa, la endometriosis, las células madre en la sangre menstrual y su historia personal. 9788416537303Mitos sin base científica, misoginia, machismo e ignorancia vinculan la sangre menstrual al tabú y a que las mujeres teman, odien y desconozcan sus propios cuerpos. Hasta la mismísima reina, Simone de Beauvoir, escribió en su Segundo sexo: “Es entonces cuando nace o se exagera en la niña la repugnancia por su cuerpo demasiado carnal. Y una vez pasada la primera sorpresa, el desagrado no se mitiga: la joven experimenta cada vez el mismo asco ante este olor insípido, como de agua estancada, que emana de ella, un olor a ciénaga, a violetas marchitas”. Así es, Simone hablaba de la regla con desprecio y atribuía las molestias que la acompañaban a la imaginación o a la debilidad de carácter. Lo cierto es que la regla no huele a rosas, aunque tampoco lo hace el esperma y no veo anuncios para ocultar su olor. De hecho, otros fluidos como el esperma, la saliva o la orina no despiertan emociones semejantes. ¿Cómo es posible? ¿Cómo hemos llegado a retorcer la realidad hasta el punto de transformar la regla, signo de fecundidad, en una maldición? ¿De verdad me lo preguntan? El tema está ligado a la condición de la mujer, porque vivimos en un mundo en el que la dominación patriarcal es la regla. Dice Gloria Steinem: “Si los hombres tuvieran la regla, se convertiría en un acontecimiento masculino envidiable y digno de orgullo. Presumirían de su duración y de su caudal. Los adolescentes señalarían la llegada del ansiado símbolo de virilidad con celebraciones. El Congreso crearía un Instituto Nacional de la Dismenorrea para combatir los dolores menstruales, y el gobierno proporcionaría protecciones higiénicas gratuitas”.

Los productos de higiene corporal no están controlados por la misma legislación que se aplica a los cosméticos destinados a entrar en contacto directo con la piel y a permanecer sobre ella más de ocho horas. La única legislación de la que dependen es la relativa a la fabricación del papel, de modo que no están controlados por ninguna autoridad sanitaria. diva-cupEntonces, ¿por qué se echaron encima de la autora cuando quiso hablar de alternativas a las compresas y los tampones? ¿Por qué hay tan pocas opciones? Les entregamos a las multinacionales miles de euros por cajas de compresas y tampones, pero pocas sabemos exactamente cuál es su composición. La mayor parte de estos productos contienen trazas de sustancias potencialmente cancerígenas o susceptibles de perturbar el equilibrio endocrino, como la dioxina, BHT o pesticidas. Dice la autora, hablando de la tasa rosa, las cintas y las flores: “Me gustan las cintas y las florecitas, pero me gusta todavía más saber qué me meto exactamente en lo más profundo de mi intimidad”. Pues eso. Por supuesto, cuando hablamos del dineral gastado, siempre vendrá esa persona (una que curiosamente no tiene menstruaciones) a decirnos que las compresas y los tampones no son un producto de primera necesidad. Si es así, ¿cómo es posible que sean una de las primeras cosas que piden las mujeres que viven en la calle, en zonas de guerra o situaciones de extrema pobreza?

Hay cosas en las que no coincido demasiado, como el tono socarrón que usa al hablar de apps como Clue o incluso desdeñoso en el tema de conocer nuestro cuerpo y saber qué carajos está pasando o qué efectos tienen las hormonas y el ciclo menstrual a nivel físico y psicológico. No solo me preocupa lo que me meta por la vagina. De forma irónica también vanagloria la píldora anticonceptiva y sus hormonas sintéticas mientras relata con horror el infierno que pasó usando un tratamiento hormonal para provocarle una menopausia artificial (tratamiento que finalmente abandonó). Yo no soy detractora de la pastilla anticonceptiva, no es ni buena ni mala, es un fármaco. Se decide tomarlo en base a sus beneficios y conociendo sus efectos secundarios. Así que, si vamos a hablar de una cosa, no sesguemos la información, dejemos que el paciente sea el que elija si quiere un fármaco o no. Y dejen que diga yo, que aún falta mucho por estudiar alrededor de la pastilla anticonceptiva. Hablando de medicina, gracias por recordar el enorme sesgo de género que hay en ella (esto, se relaciona también con la pastilla anticonceptiva, aunque la autora no lo quiera ver). Por desgracia, el machismo está enraizado en todas partes, incluida la medicina. Necesitamos más estudios clínicos con mujeres, más investigación, por favor.

Aún con todo, es un trabajo de investigación desenfadado, ácido (quizás demasiado para algunas personas), un estudio a través del tiempo, de la sangre y de la misoginia. Es necesario. Y esto lo han demostrado autoras como Miranda Grey (Luna Roja), Christiane Northrup (Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer), Lisa Lister (Code Red) o Lara Briden (Period Repair Manual). Serán todas muy diferentes entre sí y sus trabajos también lo son, pero hay un punto en el que coinciden: la regla es un proceso natural y ha llegado el momento de destruir el tabú y la estigmatización. Bienvenidas a la revolución más sangrienta de la historia. Bienvenidas a la revolución menstrual.

Ciclo menstrual y running

girl-runningYa hemos hablado de que el ciclo menstrual nos influye de forma física y psicológica. También hemos hablado de que se ha demostrado que el lenguaje empleado por nuestra cultura para referirse al útero y a los ovarios afecta al ciclo menstrual. En un estudio en el que participaron mujeres bajo hipnosis, recibieron comentarios positivos respecto a su ciclo menstrual. Estas mujeres, fueron menos propensas a sufrir molestias relacionadas con la menstruación. Por otro lado, se comprobó que las mujeres a las que se les hizo creer que tenían problemas premenstruales (que en realidad no tenían) sufrieron más síntomas físicos adversos (dolor, irritabilidad, retención de líquidos) que las del otro grupo en el que les dijeron que no tenían problemas premenstruales. La doctora Christiane Northrup (médica ginecóloga y obstetra) dijo: “Nuestros pensamientos y creencias tienen poder de influir en nuestras hormonas, bioquímica y experiencia”. La forma en la que hablamos del ciclo menstrual, del útero, de los ovarios y de la menstruación nos afecta. Por eso soy tan pesada con el tema del ciclo menstrual. Por eso he hecho tres vídeos hablando sobre ello (y vienen más). La cultura patriarcal nos ha enseñado que la menstruación es sucia y que debe producir vergüenza. Si las palabras nos afectan, ¿cómo creéis que nos sienta pensar así? Uno de mis objetivos con este blog y mis vídeos es que el ciclo menstrual se entienda como algo positivo y natural.

Hoy os vengo a hablar de algo que me encanta: correr (bueno, o running, como queráis llamarlo). Cuando salgo a correr vuelvo a casa renovada, con energía, me siento bien. Se lo recomiendo a todo el mundo, nos mantiene en forma, es sano y encima gratis. Ahora bien, ¿cómo afecta nuestro ciclo menstrual al entrenamiento? ¿Os gusta correr como a mí y habéis buscado información en Google? ¿Qué habéis encontrado? 430px-MenstrualCycle2_esLa mayoría de entradas que he visto son de mujeres tratando el ciclo menstrual como una maldición y dando consejos para evitarlo e invisibilizarlo a toda costa. Bueno, pues yo propongo lo contrario. Ni el ciclo menstrual ni la menstruación son un lastre ni juegan en nuestra contra ni deben ser ignorados. Vamos a empezar recordando que cada ciclo menstrual es diferente. Dos personas pueden tener un ciclo menstrual totalmente distinto, pero no solo eso, resulta que los ciclos pueden variar en la MISMA persona. Os recuerdo lo que ya os he dicho, el ciclo menstrual promedio dura unos 28 días. Además, está dividido en dos fases: folicular (del día 1 al 14) y lútea (del día 14 al 28). En la fase folicular, como vemos en el esquema, el estrógeno está bajo, pero va aumentando poco a poco. Si os acordáis de los arquetipos del ciclo menstrual, veréis que la fase preovulatoria (del día 7 al 14) era ideal para el desempeño físico. Nos sentiremos más enérgicas, destacaremos más en la carrera y seremos más veloces (mental y físicamente). En la fase lútea, la progesterona comienza a aumentar. He visto muchas deportistas odiando esta hormona con todas sus fuerzas. Sí, es cierto que durante la fase lútea nos sentimos con menos energía, más hinchadas, más inquietas e incluso nuestra temperatura aumenta (entre 0.2ºC y 0.6ºC). Pero también es cierto que la progesterona es investigada por mejorar la memoria y la habilidad cognitiva. Además reduce espasmos y relaja los músculos lisos. Amplía los bronquios, actúa como antiinflamatorio y regula la respuesta inmune entre otras muchas cosas. Las hormonas no son el demonio y el ciclo menstrual sucede por algo.

¿Qué ocurre en cada fase?

Fase menstrual (día 1 – 6 del ciclo): tenemos la menstruación. El estrógeno y la progesterona están bajos, necesitamos dormir más, tenemos menos energía. Nos replegamos, los procesos mentales son más lentos y somos capaces de llegar a un punto altísimo en la meditación. Lo que he leído sobre la menstruación en el running me deja patidifusa. Frases despectivas del estilo “no hagas caso a tu cuerpo, no te eches en el sofá a comer chocolate”. Disculpa, ¿hay algún problema en echarse en el sofá a comer chocolate? Sí, en el siglo XXI eso es un problema. Por desgracia las palabras descanso y bajar el ritmo han pasado a considerarse pecado. El ser humano ha cogido el modelo competitivo americano de éxito y lo ha sacado totalmente de contexto. Ser productivo y tener éxito es genial, no me malinterpreten. Pero no estamos hechos para ser productivos 24 horas, los 7 días de la semana y los 365 días del año. ¡Y además esperar que así estemos sanos! Necesitamos descansar y sobre todo, debemos dejar de sentirnos culpables por hacerlo. 2a2e6105cac0dea1561a0444d7523e29Necesitamos descansar y el ciclo menstrual nos lo recuerda. Las personas que están menstruando se exigen lo mismo que el resto del ciclo, mental y físicamente. Se preguntan por qué están tan cansadas ese día y como han decidido invisibilizar su menstruación, algunas incluso olvidan que están sangrando. El odio al periodo es tal, que somos capaces de negar nuestro propio cuerpo y sus necesidades. He leído páginas que dan consejos sobre cómo correr con la regla. Mi consejo es otro, no corras si no te lo pide el cuerpo. Así de fácil. Si tenemos la menstruación, estamos cansadas, nos apetece quedarnos en el sofá con el chocolate, ¿por qué no? El mes tiene 30 días, ¿de verdad no podemos dejar de correr durante 3-5 días? ¿EN SERIO? ¿De verdad hay que forzar el cuerpo de esa manera? La menstruación es para borrar lo que queremos de nuestra vida, para descansar, renovarse, hacer siestas, dormir más, ser introspectivas. Si hacemos lo contrario y forzamos nuestro cuerpo, no nos renovamos, así el cansancio se va arrastrando ciclo tras ciclo. Recuerdo un ciclo especialmente duro, en el que tuve que hacer un examen práctico que duró cuatro horas (sí, cuatro horas de RCP, suturas, sondajes, historias clínicas, etc.). Mi menstruación, que no suele ser ni muy dolorosa ni muy abundante si descanso esos días, cambió. Sangré como si me estuviesen degollando y acabé agotada. Era un examen, tenía que hacerlo, no me quedaba otra. Pero me quedó claro -una vez más- que el útero y el cerebro están conectados. Arrastré el cansancio al ciclo siguiente y solo cuando descansé, pude recuperarme. Con esto lo que os quiero decir es que hay ocasiones en las que tenemos responsabilidades que no podemos eludir. Por suerte, correr no es una de ellas. Puedo permitirme no correr y bajar el ritmo todo lo posible durante cinco días. Si sois personas ocupadas, al menos encontrad unas horas para descansar (aunque sea de noche) en los días de esta fase. Si os sentís con ganas para correr y lo deseáis, hacedlo. Si no, NO. Podéis hacer deportes más suaves o simplemente no hacer ninguno. De verdad, el mundo no se va a parar, os lo prometo. Si lo que os preocupa es el antojo de chocolate, probad unas brochetas de frutas con chocolate negro por encima, vais a flipar.

Fase preovulatoria (día 7 – 14 del ciclo): el estrógeno empieza a aumentar. Como ya os dije, nos sentimos con más energía, somos más fuertes, rápidas y optimistas. female-kneelingNecesitamos menos horas de reposo. Somos más independientes y seguras. En esta fase podríamos probar rutinas nuevas y desafiarnos, es el momento ideal. Aquí sí, tu cuerpo va a pedirte ejercicio. Querrás mantenerte activa (física y mentalmente). Hay que prestar especial atención aquí, ya que según los estudios, las lesiones son más frecuentes en las fases preovulatoria y ovulatoria (debido al estrógeno).

Fase ovulatoria (día 15 – 20 del ciclo): la ovulación ha sucedido, hay un pico de estrógenos y LH, aunque este pico dura poco. Enseguida, la progesterona comienza a aumentar. En algunos artículos he leído “la temida ovulación”. Madre mía, cómo está el patio… En esta fase se puede disfrutar de salir a correr o caminar a parques, a la playa, estar rodeada de naturaleza. Aún hay energía y fuerza, pero con el aumento de la progesterona, esta empezará a disminuir. Si no llegas a tus metas en el entrenamiento (sobre todo al final de esta fase) no pasa nada de nada.

Fase premenstrual (día 21 – hasta el primer día del ciclo): la fuerza y el vigor disminuyen del todo, las hormonas descienden. Agitación, agotamiento, ira, frustración, culpa… Es una etapa que puede ser autodestructiva y crítica. women-runningTeorías de por qué ocurre esto he oído miles, que es la energía creativa fluyendo por el cuerpo, que es el óvulo que estaba lleno de energía creativa y ahora es necesario expulsarlo, que es la energía del ciclo anterior queriendo salir… Sea como sea, esta energía y venga de dónde venga, puede ser destructiva si no consigues expresarla y sacarla de forma positiva. Una forma ideal para sacarla, es hacer algo creativo: pintar, dibujar, escribir, hacer una receta nueva, decorar… Se puede hacer ejercicio para canalizar la energía, pero esta fase no funciona como la preovulatoria. Aquí la energía va a ráfagas, el vigor no durará demasiado. Podéis probar a intercalar correr y caminar o hacer HIT (entrenamiento de alta intensidad).

Sé que algunas personas odiarán esta entrada. Me gusta ser productiva, me gusta trabajar, me gusta hacer deporte y sudar la camiseta. Pero considero que también es importante escuchar al cuerpo y no forzarlo cuando claramente está diciendo “NO”. Mi consejo es que escuchéis, eso se consigue dejando de invisibilizar el ciclo menstrual. Solo vosotras sabéis si el cuerpo os pide correr con la menstruación, premenstruales o en cualquier momento del ciclo. Solo vosotras sabéis cuándo podéis hacer más deporte y cuándo hay que descansar.

La pastilla anticonceptiva

5ab11d38a1e7eAntes de empezar, quiero aclarar una cosa. Esta entrada no pretende demonizar la pastilla anticonceptiva ni tampoco vanagloriarla. Lo único que pretendo es que tengáis toda la información posible sobre ella. A partir de esa información, vosotras decidiréis qué queréis hacer. La pastilla anticonceptiva no es buena ni mala, es un fármaco, y como tal hay que decidir si tomarlo o no basándose en el beneficio/perjuicio y en el coste/beneficio. Cualquier fármaco tiene efectos secundarios, hasta el ibuprofeno. La pastilla anticonceptiva puede usarse en varias situaciones: personas con síndrome del ovario poliquístico que no desean quedarse embarazadas, endometriosis, personas que simplemente quieren que sea su método anticonceptivo, etc. Vosotras mismas tenéis que decidir si queréis la pastilla anticonceptiva o no, sin interferencias de nadie. Eso de mi pareja me presiona para que me la tome porque no le gustan los preservativos, no. Debéis tomarla porque queréis, sin que nadie os presione (ni padres, ni parejas, ni nadie). La decisión es solo vuestra.
La píldora anticonceptiva oral combinada (PAOC), también conocida como pastilla anticonceptiva o popularmente como “la píldora”, es un medicamento que contiene diversas hormonas, y se utiliza como anticonceptivo, para evitar el embarazo. La píldora comenzó a utilizarse como anticonceptivo en la década de 1960 en los Estados Unidos, y es un método anticonceptivo muy popular. pastillas-anticonceptivas-y-flores-sobre-maderaEs utilizada por más de 100 millones de mujeres en todo el mundo y casi 12 millones en los Estados Unidos. La píldora anticonceptiva oral combinada no protege contra las infecciones de transmisión sexual como el VIH, clamidia, etc. Para conseguir protección frente a las infecciones de transmisión sexual, es necesario usar preservativo. En España se legalizó la comercialización y el uso de la píldora anticonceptiva el 7 de octubre de 1978. Vamos, el otro día.
Se recomienda tomarla más o menos a la misma hora del día (aunque también he leído que esto puede ser un mito). Si os olvidáis de una o más, a protección anticonceptiva se reduce. El formato en el que vienen son unos paquetes con los días marcados para un ciclo de 28 días. También, hay paquetes de 21 pastillas, 21 días. Una pastilla se toma diariamente durante 3 semanas y luego es seguido por una semana sin pastillas, que es cuando baja la regla o la falsa regla, ya que solo ocurre por una derivación hormonal. En el paquete de 28 pastillas, son 21 pastillas más las pastillas placebo. Que son simplemente para que se adquiera la costumbre de tomarlas (algunas contienen un suplemento de hierro). Al tomar el placebo o no tomar nada (es lo mismo), hay una deprivación de progesterona, ahí aparece el sangrado. Durante ese momento, también estáis protegidas contra el embarazo. Captura-de-pantalla-2015-07-13-a-las-12.23.10Existen más formatos: 24 pastillas + 4 de placebo, etc. No tomarse las pastillas placebo no afecta a la efectividad de la pastilla anticonceptiva, siempre y cuando, os hayáis tomado las demás diariamente y luego reanudéis la toma diaria al final de esa semana. Estas hormonas sintéticas son un reemplazo para las propias del cuerpo. Así que la pastilla no regula el ciclo menstrual o las hormonas, en cierto modo, lo correcto sería decir que apaga todo eso. Por eso se dice que el sangrado que se tiene con la pastilla no es una regla real. Ya que sucede por la dosis de un fármaco, en este caso, la pastilla anticonceptiva. Existen varios tipos de píldora anticonceptiva, y tienen una composición diferente de estrógeno y/o una progestina (un progestágeno sintético). Algunos ejemplos de fármacos usados son etinilestradiol, levonorgestrel, drospirenona… Aunque el paquete de 28 pastillas simula un ciclo menstrual promedio, lo que ocurre no es un ciclo normal, porque pasan cosas diferentes, no es un ciclo menstrual ovulatorio normalYa existen píldoras de tres meses que permiten saltarse las semanas de placebo durante esos tres meses. Asimismo, existe una versión de la píldora para eliminar por completo las pastillas placebo y los sangrados intermenstruales.
La tasa de embarazo para el uso típico entre las usuarias de PAOC varía dependiendo de la población siendo estudiada, que van desde 2-8% por año. La tasa de embarazo para el uso perfecto de la PAOC es de 0,3% por año. Es decir, muy poco. Pensad que son métodos anticonceptivos estudiados y aprobados. Hay varios factores que explican por qué la eficacia del uso típico es menor a la eficacia del uso perfecto: errores al usarlo, errores al explicar cómo se usa, usarlo mal conscientemente… Las pastillas dan una protección anticonceptiva efectiva desde la primera pastilla si esta fue tomada dentro de los primeros cinco días del ciclo menstrual (dentro de cinco días del primer día de la menstruación). Si se empieza en cualquier otro momento del ciclo menstrual, proporcionan una protección anticonceptiva efectiva solo después de 7 días consecutivos de uso de píldoras activas, entonces un método anticonceptivo de respaldo tiene que ser usado hasta que las píldoras activas hayan sido tomadas por 7 días consecutivos. Su eficacia se ve afectada obviamente, si olvidáis tomarla, si os retrasáis en iniciar el próximo paquete (extender por más de 7 días el periodo sin pastillas o con placebo), si vomitáis, si tenéis diarrea o si estáis tomando algún fármaco que pueda entrar en interacción con ella. La píldora previene la ovulación, ese es su primer mecanismo de acción, vamos, que así es cómo funciona.
Efectos secundarios
Cáncer: sí, hay un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer tomando la pastilla. Por ejemplo, aumenta el riesgo de cáncer de mama, cáncer de cérvix y de hígado. portada-204Pero hay estudios contradictorios con lo del cáncer de mama. En contraposición, la pastilla tiene un efecto protector en algunos tipos de cáncer. Reduce el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio. Puede tratar el acné, SOP (síndrome del ovario poliquístico), trastorno disfórico premenstrual y endometriosis.
Aumento de peso: estudios demuestran que no hay evidencia de que las píldoras actuales con dosis tan bajas, causen un aumento del peso. Aún así, hay personas que las toman y aumentan de peso.
Reducción de la líbido, deseo sexual y lubricación: esto es algo de lo que muchos se quejan. Y aún así, se han hecho estudios que también resultan contradictorios. Supongo que estos estudios son contradictorios porque el deseo sexual es difícil de medir, porque depende de muchas cosas, incluso de la autoestima. Pero es cierto, que aunque los estudios no sean concluyentes, muchas personas sufren una reducción de su deseo sexual tomando la píldora. Yo incluida.
Depresión: esto es una cosa que me han dicho incluso durante la carrera, en ginecología y obstetricia y en psiquiatría. Parece que la píldora podría estar relacionada. Algunas pueden disminuir los niveles de serotonina, si os acordáis de mí hablando de la depresión, os dije que los niveles bajos de serotonina (un neurotransmisor en el cerebro) estaban asociados a dicha patología. Hay estudios, que dicen que las pastillas sí podrían causar depresión. Pero también hay estudios que dicen que no, y que creen que se debe a otros factores. Independientemente de que sea así o no, siempre podéis buscar ayudar médica profesional. Hay gente que se cambia a otro anticonceptivo, o de dosis y eso ayuda. Y también hay personas que han probado varios y finalmente han decidido no tomarlas.
Reducción del flujo menstrual, disminución del acné (un efecto secundario buscado por mucha gente), en dosis más altas pueden aparecer vómitos, náuseas… Pueden tener efectos secundarios graves como un pequeño aumento reversible en trombosis venosa profunda, accidente cerebrovascular y enfermedades cardiovasculares.
Generalmente, los anticonceptivos orales combinados están contraindicados en mujeres que tienen enfermedades cardiovasculares preexistentes, mujeres que tengan tendencia familiar a tomar coágulos de sangre, mujeres con obesidad severa y/o con niveles de colesterol elevados y mujeres fumadoras mayores de 40 años. Un apunte, tabaco más pastilla anticonceptiva es una malísima idea. Bueno el tabaco siempre es malísima idea, no fuméis. Tampoco deben tomarlas mujeres con tumores hepáticos y aquellas con sospecha de cáncer de mama.
Quiero hacer especial mención a la migraña con aura. Una cosa que mi antigua ginecóloga nunca me preguntó. Si queréis saberlo, yo la tengo desde hace muchos años y mi medicación para ella es un triptán, que son fármacos geniales para la migraña (los triptanes son un grupos de fármacos que se emplean en el tratamiento del ataque agudo de migraña. No son útiles en otro tipo de cefaleas (salvo en las cefaleas en racimos histaminérgicas tipo cluster), ni como preventivos para evitar los episodios migrañosos. Es solo para el ataque agudo).

auramigrac3b1osa

Migraña con aura

Parece ser que hay que tener cuidado con las personas que toman la pastilla y tienen migraña. Y ya si fuman, bueno, demasiadas papeletas para incrementar el riesgo de accidente cerebrovascular. Yo las tomaba aún teniendo migraña y no me morí. Pero también era una mujer joven sin ningún antecedente cardiovascular, sin factores de riesgo cardiovascular, que hacía deporte, sana, con un peso saludable y no fumaba ni fumo. Así que supongo que la ginecóloga pensó, no es relevante en esta paciente. Si fuese una mujer con factores de riesgo, fumadora, con migraña con aura y tomando la pastilla anticonceptiva igual otro gallo habría cantado. No lo sé, pero lo que sí sé es que me habría gustado que me lo explicasen.

No hay estudios que demuestren que la pastilla tenga efectos sobre la fertilidad. Cuando una mujer las deja, puede quedar embarazada. Mi madre por ejemplo estuvo muchísimos años con ella y se quedó embarazada enseguida. Independientemente de esto, si tenéis dudas debéis consultarla con vuestro o vuestra ginecóloga. Que no os dé miedo preguntar. Porque su deber es contestar a las dudas de los pacientes.
Algunas me habéis dicho por instagram que la información que tenéis de la pastilla anticonceptiva es contradictoria y no me extraña. Porque como veis, los estudios que se han hecho también son contradictorios. Unos dicen una cosa y otros otra. Parece que no hay casi nada concluyente en cuanto al tema. Lo que está claro es que se necesitan más estudios en ginecología.

1 de cada 10 mujeres sufren endometriosis

Endometriosis-BlausenLa endometriosis es el crecimiento anormal de las células endometriales más allá de la cavidad uterina. Por su naturaleza, estas células solo deben estar localizadas en el útero. Alrededor de 176 millones de mujeres en todo el mundo padecen esta enfermedad.

Las células endometriales se pueden encontrar en los ovarios, las paredes uterinas externas y las trompas, o pueden diseminarse por el peritoneo, los intestinos y otros órganos.

El diagnóstico de la endometriosis a menudo requiere pruebas complejas o incluso intervenciones quirúrgicas. Aliviar los síntomas y curar la endometriosis es un proceso largo y laborioso.

Si sufres esta enfermedad, busca un médico que se especialice en su tratamiento.

(Vía Flo app, consejos de salud)